Me sangran las encías ¿es normal?

A menudo escuchamos en la consulta este comentario: «me sangran las encías, suele ser al cepillarme, pero vamos…lo normal» NO, NO ES NORMAL, las encías no deben sangrar como algo habitual, ni siquiera durante el cepillado.

En este post vamos a hablar de gingivitis, periodontitis y piorrea, vamos, de la causa de por qué te sangran las encías.

¿Qué es la enfermedad periodontal?

El Consejo Nacional de Dentistas la define así:

«La enfermedad periodontal es una patología crónica, que abarca brotes con una sintomatología mínima y puede conducir a la pérdida de soporte de sujeción de los dientes, es decir, a la destrucción de las encías y el hueso que sujeta los dientes. Normalmente producida por bacterias» https://consejodentistas.es/ciudadanos/informacion-clinica/patologia/item/162-informacion-sobre-la-enfermedad-periodontal-la-gingivitis.html

Es decir, a veces los síntomas son tan mínimos que ni nos enteramos, y a la larga puede producir pérdida (retracción) de la encía y en consecuencia también del hueso…¿y qué mantiene a nuestros dientes sujetos? El hueso. Si lo perdemos podemos llegar a perder también los dientes.

Causas.

Es una enfermedad infecciosa producida por bacterias que se acumulan entre la encía y el diente debido a una higiene oral insuficiente o técnicas de higiene incorrectas. No es solo el cepillarnos los dientes 3 veces al día, o después de cada comida. El «cómo» lo hacemos es igual de importante o más, y los complementos al cepillado también (hilo dental, cepillos interdentales, enjuague…).

Además el tabaco y una alimentación poco equilibrada también ayudan a que esta enfermedad prolifere.

Durante los embarazos también es probable que se tenga más tendencia al sangrado de encías, debido a la alteración hormonal. Suele desaparecer una vez que se da a luz, aunque no está de más consultarlo con tu dentista.


Fases.

  1. Encía Sana: color rosa pálido. No sangra al cepillarse los dientes ni al comer. Pegada totalmente a los dientes.
  2. Gingivitis: la encía aparece inflamada y enrojecida en la zona que está pegada al diente. Suele sangrar al cepillarse. Con tratamiento adecuado es reversible.
  3. Periodontitis: los mismos signos que en la etapa anterior pero más acusados. Dependiendo de si es moderada o severa puede haber retracción de encía y separación entre esta y el diente, raíces visibles, movilidad, incluso pérdida de los dientes… El tratamiento es más complicado, pudiendo necesitar en los casos de periodontitis severa, intervención quirúrgica para asegurar la eliminación de todas las bacterias.

Tratamiento.

Lo primero que deberías hacer si te sangran las encías es acudir a tu dentista, importante que sea PERIODONCISTA, ya que es el especialista en este tipo de enfermedades, para valorar si es necesario un tratamiento específico. https://www.dentalcanalejas.es/periodoncia-cadiz/

El tratamiento viene a ser como una limpieza profunda. Hay que limpiar bien debajo de las encías para eliminar las bacterias y sarro que se han acumulado y bajar la inflamación, frenando así el sangrado. Este tratamiento se llama curetajes o raspado, y normalmente precisa de anestesia. Se suele hacer en 2 fases, en la primera cita se hace la mitad de la boca, y en la segunda cita la otra mitad, de esta manera si tuvieras molestias los días posteriores puedes comer y masticar por el lado no tratado.

Igual de importante, o más, es el mantenimiento cada 6 meses. Obligadas las revisiones semestrales con tu periodoncista, para hacer lo que se llama «mantenimiento de curetajes». Si te has portado bien en casa y has seguido los consejos del especialista, debería mejorar tanto el sangrado como la inflamación de las encías, con los cual los mantenimientos serán más leves, pero es muy importante hacerlos ya que la enfermedad no desaparece, aunque si puede mejorar mucho.

Por supuesto en casa también requiere un mantenimiento. La limpieza diaria debe ser más exhaustiva si cabe, siguiendo las indicaciones que tu dentista te de. Lo normal es cepillarse 3 veces al día, como mínimo, y usar el hilo dental y/o cepillos interdentales cada vez que lo hagamos. Además se recomienda el uso de pasta de dientes y enjuague específicos para tratar la enfermedad.

Esperamos haberte ayudado y que te haya resultado interesante este post. Si es así, te agradecemos que lo compartas y/o nos dejes tus comentarios. Si tienes dudas siempre puedes llamarnos, te atenderemos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 7 =