La salud bucodental en niños, niñas y adolescentes es tratada por la Odontopediatría con el objetivo de conseguir un correcto crecimiento y formación de boca y dientes en la fase adulta.

Es, sin duda, la mejor opción para obtener un acercamiento con éxito al ambiente odontológico, eliminando las típicas fobias y miedos que los peques, sobre todo, suelen tener al dentista.

Nuestra Odontopediatra en Cádiz además de la salud de boca y dientes de los pequeños y adolescentes, trabaja para que tengan una experiencia positiva y eliminar la animadversión que a veces se produce.

La primera visita a la Odontopediatra en una clínica dental recomendamos que sea a partir de los 3 años de edad, aunque consideramos ideal venir a una revisión seis meses después de la aparición de los primeros dientes, entre los doce y catorce meses de edad.

Los tratamientos más comunes dentro de esta disciplina de Odontopediatría en Cádiz suelen ser:

  • Higiene dental: donde te damos instrucciones de higiene y limpieza, enseñando tanto a padres como a hijos los hábitos y técnicas correctas en cada fase de crecimiento de los dientes.
  • Prevención de caries: realizando un sellado de fisuras provocadas por caries con un tratamiento indoloro y con carácter preventivo. La fluoración es otra técnica que aplicamos para prevenir la caries, ya que reduce su incidencia hasta en un 50%.
  • Tratamiento de caries: La escasa y deficiente higiene y los malos hábitos alimenticios causan el 30% de los casos de caries infantil. Aunque se trate de dientes de leche, es necesario tratarlos ya que puede llegar a la zona de encía y hueso, que son permanentes.
  • Tratamiento pulpar: si la caries no se ha detectado a tiempo y ha llegado al nervio del diente, por lo que hay que eliminar el tejido afectado y sellar e incluso, en algunos casos, restaurar la pieza dentaria.
  • Traumatismos: Una caída o golpe con fractura requiere la restauración del diente o su re-implantación siempre que sea posible.
  • Anquilosis de diente temporal: extrayendo aquel diente de leche que no sale y que taponará la salida del diente definitivo. Aquí la detección temprana es muy importante, de modo que si ves que se retrasa algún diente de leche demasiado en salir, no dudes en acudir a tu Odontopediatra cuanto antes.
  • Mantenedores de espacio: colocados en aquellas niñas o niños que han perdido prematuramente algún diente de leche normalmente por falta de espacio, evitando apiñamientos futuros o malformaciones con la salida de los dientes permanentes (los definitivos)
  • Estudio de alteración congénitas: aunque poco frecuentes, detectar cuanto antes ayudará a esquivar problemas mayores en el futuro. Las posibles alteraciones serán relativas al número, forma y tamaño de los dientes.
  • Ortodoncia: como tratamiento correctivo al que ya con ocho años puede aplicarse, porque los dientes y boca están en una fase de formación óptima para poder ser colocados correctamente. Nuestra Odontopediatra realizará la evaluación y nuestro Ortodoncista llevará a cabo el tratamiento.

La leche materna y de continuidad contienen altos niveles de azúcares que pueden afectar a las encías y primeros dientes del bebé.

Utiliza una gasa húmeda y pásala con suavidad por la encía del bebé al menos una vez al día.

Somos insistentes, pero tenemos nuestras razones. La limpieza dental del niño se debe comenzar lo antes posible y no esperar a que salga el primer diente.