Es la especialidad con la que tratamos los problemas originados por el sarro que puede aparecer en tus dientes por diversos motivos:

  • Mala o nula higiene
  • Aplicar técnica incorrecta de limpieza
  • Apiñamiento dentario
  • Prótesis mal ajustadas
  • Empastes desbordantes
  • Tabaco o alimentos con demasiada azúcar
  • Embarazo y cambios hormonales
  • Algunos medicamentos
  • Por diabetes o cáncer

Es el principal causante de problemas en la estructura de soporte (hueso y encía) del diente, aunque no es el único.

Por lo tanto, en la Clínica Dental Canalejas aplicamos tratamientos periodontales para  tratar enfermedades inflamatorias por la acumulación de placa bacteriana que, al endurecerse, se convierte en sarro alrededor de diente y encía.

Puede ocurrirte ante cualquier tipo de retención mecánica que dificulta, en mayor o menor medida, la aplicación de técnicas correctas de higiene.

Puedes detectar en casa si se te está desarrollando una enfermedad periodontal si detectas que se inflama tu encía y si, además, se enrojece y sangra, que se denomina Gingivitis.

Otros síntomas para detectar si padeces Gingivitis son:

  • Molestia al comer
  • Mal sabor en la boca
  • Mal aliento (halitosis)
  • Alta sensibilidad en las encías

La Gingivitis se puede desarrollar por el sarro, como te he contado antes, pero también por un virus, bacterias e incluso por factores genéticos.

Se soluciona con una limpieza dental en clínica. Llevar a buen fin el tratamiento exige de una correcta higiene en casa con constancia dedicándole el tiempo necesario si quieres evitar que se reproduzca de nuevo problema.

Si no se corrige la Gingivitis a tiempo pasarás a la fase crónica denominada Periodontitis, más comúnmente conocida como “piorrea” padeciendo una recesión gingival o encías retraídas. Lo notarás por que te verás los dientes más largos.

La piorrea o Periodontitis origina una pérdida de encía, pérdida de hueso y de bolsa periodontal (cuya función principal es la de unir el diente al hueso), que origina un retroceso de la encía o retracción o recesión gingival.

El curetaje es la técnica adecuada para eliminar las bacterias de las bolsas periodontales mediante el raspado y alisados radiculares (que aloja a la raíz del diente). Es un tratamiento invasivo por lo que utilizamos anestesia local y, generalmente en dos sesiones.

Esta pérdida de tejido es progresiva e irreversible, de manera que al avanzar la enfermedad se van creando huecos entre dientes y encías, obligando entonces a realizar regeneración de tejidos para recuperar las zonas afectadas y su la capacidad funcional y estética.

En Clínica Dental Canalejas el Dr. J. Ramón Millán está especializado en esta técnica de tratamiento, llamado “Cirugía Plástica Periodontal”, de manera que con tejido de otras zonas de la boca del propio paciente consigue reconstruir las zonas afectadas sin temor a rechazos y con garantías, ya que se trata del mismo tejido.

Se puede comparar la cura de quemaduras de la piel tratada con trasplante de piel de otras zonas del mismo cuerpo del paciente para su regeneración.

Al retraerse la encía por la recesión gingival se aprecian en muchos casos huecos negros entre los dientes que dan sensación de carcomidos. Para eliminar estos huecos utilizamos un procedimiento mínimamente invasivo  y que no necesita anestesia que llamamos Cierre de Troneras.

El Cierre de Troneras se lleva a cabo realizan un leve raspado para conseguir rugosidad en la superficie de los dientes que rodean al hueco y así dotarlo de agarre para el material (composite) que utilizaremos para “cerrar” el hueco.

Si te ocurre que, además de alguno o varios de los síntomas de la Gingivitis que te conté antes, notas que se mueven algunos dientes y están muy sensibles es más que probable que tengas piorrea. Podrás valorar la gravedad según la intensidad de sensibilidad y cuánto se mueven los dientes.

Por lo tanto, al más mínimo indicio al respecto pide cita con tu especialista Odontólogo para tratarte porque, como ya te he comentado, es progresiva e irreversible y solo puede ir a peor si no lo cortas a tiempo.

Intervenir a tiempo con una Ferulización Dental uniendo,con una guía dos o más dientes cuando empiezan a moverse, que llamamos Férula.

Adherimos a la parte interior de cada diente implicado una alambre para conseguir aumentar la estabilidad y evitar que no se muevan más estos dientes.

Existen diferentes tipos de Ferulización:

  • Ferulización provisional
  • Ferulización semi permanente
  • Ferulización permanente

La Ferulización (de cualquier tipo) es una técnica paliativa para detener la movilidad de los dientes y evitar así su caída, pero no soluciona los problemas periodontales como la pérdida de hueso.

Recupera tu salud bucodental eliminando la placa bacteriana con una limpieza profunda y acaba con el mal aliento y mal sabor de boca. Además, frenarás la pérdida de dientes y podrás recuperar tu sonrisa con una estética dental perfecta.

Para ayudar al tratamiento médico te aconsejo que uses algún suplemento que te ayude a controlar la enfermedad periodontal:

  • Ácido Fólico
  • Vitamina C
  • Enjuague bucal de aceites y hierbas.

Y, como no podemos dejar de repetir, aplica correctamente y con constancia las técnicas que higiene bucodental como prevención para todas las posibles enfermedades que puedan originarse en tu boca. Este es el mejor tratamiento.